Palabra Del Día

IMG_4593.JPG

"Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado;

Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.”

Ps 51.17 RVR1960

Dios siempre es consistente al mostrarnos Su amor, Su paternidad, cuidado y protección. ¿Qué desencadena este gran amor? Un corazón roto y contrito. Las escrituras dicen que Él resiste a los orgullosos y da gracia a los humildes. Jesús se conmueve con compasión y amor cada vez que estamos cansados, preocupados o tristes. Cuando tenemos un producto defectuoso lo llevamos al fabricante para su reparación o reemplazo.

Cuando tienes un corazón roto, devuelve tu corazón al que lo hizo. Él es el único que tiene las herramientas y el conocimiento para volver a hacerlo funcionar. A veces, Jesús incluso te da un corazón nuevo y no te renuevas. Deja que el creador de tu alma te haga mejor, más fuerte, nuevo otra vez y con un nuevo comienzo.

#TheRockChurches #iamarock